Dióxido de carbono (CO2):



.
.


   Dióxido de carbono (CO2):
    Extingue el fuego por enfriamiento y sofocación.



- Excelente para fuegos en presencia de tensión eléctrica superior a 25 KV. Conviene diferenciarlos del resto por la importancia y diferencia de actuaciones a realizar frente a los mismos. - Ideal para salas de ordenadores.


Es un gas incoloro e inodoro siendo la mitad de denso que el aire, es inerte, no corrosivo, no deja residuos y no toxico penetra con facilidad en el fuego y no conduce la electricidad. Tiene como inconveniente utilizado en grandes concentraciones que reduce la concentración de oxigeno dificultando la respiración y que su temperatura de salida en extintores es de 70 º bajo cero por lo que puede producir quemaduras por congelación si toca la piel. Actúa por: SOFOCACIÓN diluyendo el oxigeno del aire y reduciendo su concentración, por ENFRIAMIENTO al salir en forma de nieve que se vaporiza al contacto con el incendio y así quitándole calor al combustible.
input navegación horizontal