SISTEMAS DE EXTINCION POR GASES

.
.




El CO2 se ha estado aplicando con mucha eficacia durante años no solamente en el área de protección contra incendios sino también en otros usos comerciales. Aunque el uso del CO2 como agente extintor se redujo con la aparición de los Halones, todavía se esta aplicando en mucha protecciones, especialmente después de la firma del protocolo de Montreal ( Donde se fijaron las bases para el fin de la utilización de los Halones de extinción ).



El CO2, extingue el fuego por medios físicos según dos mecanismos principales. El primero es por reducción de la concentración de oxigeno dentro del local desde el 21% hasta por debajo del 15%, nivel en la que la mayoría de fuegos no pueden no pueden mantener la combustión. El segundo mecanismo es por enfriamiento y absorción de calor.




FE-13 es un agente limpio, seguro y eficaz. Se caracteriza por su amplio margen de seguridad en áreas ocupadas. No daña la capa de ozono ni deja residuos tras su aplicación. Este producto está ampliamente aceptado como sustituto del halón 1301.


Las principales características del FE-13 son las siguientes: Amplio margen de seguridad en áreas ocupadas No daña la capa de ozono No deja residuos tras su aplicación Ampliamente aceptado como sustituto del halón 1301 Aplicable para techos altos (hasta 7.5 m) Aplicable para bajas temperaturas Incluido en las normas ISO 14520, UNE 25573 y NFPA 2001
Amplio MARGEN de SEGURIDAD para las personas. Actualmente no existe ningún agente extintor con un margen tan amplio. Al ser un gas almacenado a alta presión (42 bars), los cilindros pueden ubicarse a mayor distancia del riesgo que otros agentes extintores como el FM-200. Permite una mayor flexibilidad en cuanto al diseño del sistema, es adecuado para bajas temperaturas y puede usar difusores situados hasta una altura máxima de 7,5 metros.


El HFC-125 es físicamente similar al halón 1301 por lo cual es una excelente y eficaz alternativa, con la ventaja de que no es destructor de la capa de ozono.
Estudios realizados según el modelo PBPK, incluido en NFPA 2001, han demostrado que la exposición de las personas al HFC-125 durante un tiempo máximo de 5 minutos y a concentraciones de hasta el 11,5 % v/v, no producen un nivel de HFC -125 en la sangre asociado a una sensitización cardiaca.

Debido a su bajo punto de ebullición también es adecuado en su utilización en bajas temperaturas.

Esta muy indicado para fuegos eléctricos y protección de bienes como: Ordenadores, equipos eléctricos y de telecomunicaciones, etc.


El HFC-227 es un gas incoloro, casi inodoro, no conduce la electricidad a temperatura ambiente (20º), y posee una densidad aprox. de 6 veces el aire.                                                  + info


input navegación horizontal